**SE VA EL REGIDOR DEL PRI ING. RODRIGO ACUÑA ARREDONDO Y DEJA EN SU LUGAR A FERNANDO VALENZUELA.
**EL TATANO Y EL BLACKY, NO PERMITIRAN QUE SE ROBEN UNA SOLA GOTA DE AGUA DE LA RED DEL OOMAPAS, NI A SUS PARIENTES, DIJERON.
**LA REUNION DE “EL PALO FIERRO”, AL OESTE DE LA HEROICA CABORCA, SACO A FLOTE EL “TIRO” ENTRE EL ALCALDE LIBRADO MACIAS Y EL REGIDOR ROGELIO CORNEJO, AUNQUE SE DECÍA QUE EL TIRO ERA ENTRE “EL CUBANO VS. LIBRADO MACIAS”.

Anaconda, la semanal columna de la raza ya está aquí. Se sabe, se escucha, que algunos la esperan con terror, otros simplemente la esperan y los menos creen presentir lo que vendrá.
Estamos frente a mi negro teclado que desesperadamente me pide una sobredosis de información de la buena, para trastornar el lenguaje y encararnos a difíciles problemas con nuestros pilares culturales locales, regionales, estatales, nacionales e internacionales, como nos ha sucedido ya en varias ocasiones.
Pues resulta, querido Anacondista, que este próximo pasado domingo, como muchos otros, venía de la fronteriza ciudad de San Luis Río Colorado, ya muy cerca de mi querida Perla del Desierto, cuando de pronto sonó mi moderno “aifón” y en la no menos moderna bocina se escuchó la voz de un colega que me compartía lo de una reunión-borrachera al Oeste de la Heroica, por ahí donde hay una bola de ranchetes cerca del Aeropuerto, y que en esa reunión se estaban tocando temas de importancia para muchos y de no tanta para otros pocos, me decía la voz, a la vez que me invitaba a que me arrimara para allá, “, caile, caile…”, me decía con melodiosa voz, por lo que casualmente venía pasando por El Cerrito de la Virgen de Guadalupe, y para cuando me colgaron la llamada, ya iba rodando por una de las múltiples entradas que hay en esa área de ranchetes, y que por cierto está muy bonito el entorno.
Pues bien, no tardé mucho en encontrar la famosa reunión-borrachera, en un terreno grande, con importante construcción habitacional, pero la reunión, de acuerdo a nuestra idiosincrasia, se llevaba a cabo bajo un frondoso Palo Fierro, hasta donde dirigí las suelas de mis jodidas botitas de Avestruz, Montana claro, y de inmediato, tras el protocolario saludo de mano, me sumé a la tertulia política que ahí se cocinaba y a muy buena temperatura, por cierto.
La verdad es que me bastó contemplar la primera tanda de opiniones de aquel conjunto de amigos deliberantes para convencerme que el resultado de sus deliberaciones pudiera llegar a ser nulo, aunque tenían un común denominador: las voluntades coincidían y se aunaban!!.
¡Ah!, pero si como cuerpo político, la reunión del Palo Fierro estaba condenada al fracaso, déjenme decirles, queridos Anacondistas, que como espectáculo lograba a cada momento los éxitos más halagadores.
Resaltaba uno entre la bola, como siempre, con su habla fácil, sus modales perfectos y su ironía sutil, no encontraba barreras, presumiendo un extraño léxico, disfrazando sus recientes y pasadas derrotas achacándolas a la desunión de los grupos.
Un tipo que en realidad no me simpatizaba, ya que desde nuestro primer contacto lo miré demasiado insincero, demasiado farsante…. Luego acaso, tampoco este humilde Anaconda le cayera muy bien a él, y no había podido establecerse de uno a otro esa tácita corriente espiritual, esa comprensión informulada, engendradora de las aproximaciones humanas, de esas que valen y perduran.
“Mira, mira, pinche Anaconda. Ya bájale unas dos rayitas a tu pinche verborrea y suelta la sopa de lo que ahí escuchaste o te declararon en esa famosa reunión bajo El Palo Fierro, donde se sabe que se habló mucho del tiro que se cantaron el Regidor Propietario Arquitecto Rogelio Cornejo Peralta y el Alcalde Lic. Librado Macías González, y que fue lo que pasó con esa bronca, en que quedó, porque me estás tirando mucho rollo mamoncito y parece que le sacas la vuelta al pedo ese. ¿Qué ondas, Soltarás la sopa o de plano te alcanzó el cheque que te tienen asignado en la administración, pinche Anaconda, eh?, eh?, eh?!!?.”
Bueno, bueno, bueno, intolerante Anacondista, como siempre, queriendo picar cebolla, tratando de poner de punta a este aspirante a periodista con un protagonista local, pero en fin, no es el quehacer del periodista, no es nada personal, simplemente la cajita de resonancia de lo que sucede en nuestro alrededor todos los días, todas las semanas, los meses, cada tres años, cada seis años, y la consabida etcétera, etcétera.
Así que lo que por allá se escuchó en esa tristemente célebre reunión del Palo Fierro, donde los diez doce reunidos son reconocidos panistas, aunque a estas alturas ya no se sabe de cual filiación partidista son o si de plano ya no tienen partido o quizá únicamente les quede el que traen en medio de las nalgas.
Repito, lo que por ahí se dijo recio y quedito es que se estaba calentando “el tiro” entre el Alcalde de Caborca y el amigo y Arquitecto Rogelio Cornejo (también Regidor Propietario), pues la que le hicieron al Arqui de darle atole con el dedo con el cuento de niños que no podía ser de el titular de Obras Públicas porque era Regidor Propietario, es en realidad una soberana mamada, ya que si en verdad existe algo, también es sabido que las costumbres se hacen leyes y en mi México lindo y querido, es una “buena” costumbre entre la clase política de hacer cada quien lo que le dé su soberana gana, por lo que nada tenía que ver que Cornejo le dejara la regiduría a su suplente y se fuera a robar, perdón a manejar la dependencia de Obras Públicas en esta administración de Librado Macías, pero algunos “oscuros intereses” lo impidieron, y se habló también en esa reunión del Palo Fierro, que fueron los mismos tentáculos que mecen la cuna, los que influyeron o decidieron que mi compa Arqui se quedara de Regidor. Y se manejó que no se quedará con los brazos cruzados y que los chingazos ya empezaron y se harán de una forma o de otra, ya sea directa o por debajo de la mesa o por atrás del cerro, o como se tengan que hacer, pero la ofensa se tendrá que lavar, según se dijo una y mil veces debajo de ese bello Palo Fierro.
“Una prueba del pedo ese del Cornejo…”, manifestó, un inquieto en el Palo Fierro, “es que está más jodido el Blacky Medina y se la pelaron, ahí sigue como mero jefe del Oomapas, pero el Blacky no tiene nada que ver con los tentáculos que mecen la cuna”, dijo uno de los presentes, mientras soltaba una sonora carcajada, que fue secundada por los ahí presentes… Muy buena la reunión de El Palo Fierro al oeste de mi querida y por siempre Heroica Caborca, Sonora.
Es un hecho que nuestro Alcalde, con ese equipo de vagos, que digo vagos, ¡vaguísimos!, que tiene a su alrededor, hará lo que se debe hacer, es decir no solo cuidar las broncas presentes, sino también las venideras y del modo de superarlas con todos los recursos de su habilidad y de su equipo, porque vislumbrando con antelación las dificultades lejanas o no tan lejanas, pues se les puede encontrar fácil remedio, pero si te pones a esperar a que ocurran, pueda ser que el bálsamo no llegue a tiempo y entonces se convierte en una enfermedad incurable. Bueno, eso digo.
Por ejemplo, algo así como la Tisis, que en un principio es fácil de curar y muy difícil de reconocer; pero si pasa el tiempo, no habiéndola diagnosticado ni medicado, es fácil de reconocerla, pero ya difícil de curar.
Algo parecido sucede con los asuntos de estado. Si se prevén los peligros, se conjuran enseguida, pero cuando se desconocen y se dejan crecer sin cuidarse de ellos, ya no tienen posible remedio.
Ahí les dejo el cuadrito para que lo sigan armando, pues a la siguiente vienen otra andanada de empresarios que se están robando el agua de la red del pueblo y de Oomapas, y que su nuevo Director Blacky Medina, y su nuevo Contralor Tatano Vanegas, no van a permitir que se sigan robando el agua, y mucho menos a sus parientes, dijeron por ahí en una mesa de café. Por lo pronto nos vemos la próxima edición, si Mi Poder Superior me lo permite.ANACONDA 586

Comments are closed.