CIUDADANOS CATEAN CASA DEL LIC. BRITO EN LA COLONIA LA HUERTA
Recuperan tambos de gas, bicicletas y otros artículos que les habían robado
Detienen a 13 hondureños gracias al comité vigilante de Real de los Viñedos

Caborca, Sonora, noviembre del 2018.- Pues vaya vaya, definitivamente que nadie sabe lo que pesa el costal, solo quien lo va cargando. Y viene a colación por este asunto de que un grupo de ciudadanos vecinos de la calle Puebla y avenida Naranjo, donde vive el Lic. Ernesto Ibarra Brito, llevaron a cabo algo así como un cateo ciudadano en el domicilio del Lic. Brito.
Y mire usted que dentro de la casa, encontraron y recuperaron varias cosas que a ellos les habían robado, entre tambos de gas, bicicletas y otros artículos del hogar, por lo que esto me trae a la memoria a personas que semanas atrás se desgarraban las vestiduras interviniendo a favor de este Licenciado, de quien –decían- era una persona víctima de los policías municipales que lo habían detenido en posesión de dos puños de la droga conocida como cristal y anteriormente, también lo habían detenido al encontrar en su casa un carro robado aquí en el pueblo y que ahí estaban desmantelando. Sí Señor!!
En ambos casos, el Lic. Ernesto Ibarra Brito, fue puesto a disposición por los policías municipales, ante el Agente del Ministerio Público por obvios delitos, aunque durante los procesos correspondientes fue puesto en libertad, porque así lo permitieron las leyes vigentes en la materia.
Claro que esto provocó también la reacción de algunos ciudadanos que aprovecharon para “echarle leña al fuego” y señalar a las autoridades municipales como quienes incitaron a los vecinos a meterse a la casa “a la brava”, argumentando lo que usted quiera y mande, ya que esto ocurrió momentos después de que en ese lugar se había formado el “comité de vecinos vigilantes” de la colonia, donde estuvieron presentes regidores y funcionarios de primer nivel del Ayuntamiento, así como elementos de seguridad pública; y con este comité, la autoridad municipal estableció compromisos de dar seguimiento puntual y oportuno, a sus denuncias y señalamientos.
Y la verdad que no se discute si tienen o no tienen razón quienes le “echan leña al fuego”, pero lo que no deja lugar a dudas, es que los vecinos tenían toda la razón al señalar al Lic. Ernesto Ibarra Brito, como quien tenía en su casa objetos que a ellos les habían robado los malandrines del barrio, que a decir de los mismos vecinos, son malandrines que se dedican a consumir drogas, especialmente ese veneno llamado “crystal”, y que al no tener dinero se roban lo que sea en las casas del barrio, para luego llevarlas con el Lic. Brito, a quien se las venden por una miseria, pero principalmente se las cambian por la droga “crystal”, que –aseguran los vecinos- el Lic. Brito vende al menudeo entre los viciosos.
Ya el Lic. Brito había ido a Seguridad Pública a quejarse de los vecinos ese mismo día por la mañana.-
Lo jocoso del caso, es que ese mismo día por la mañana, ya el Lic. Brito se había presentado en las instalaciones de seguridad pública, donde lo atendía el propio comandante Eduardo Leal, para –palabras más, palabras menos- quejarse de que sus vecinos le hacían daño en su casa, le tiraban piedras, lo señalaban de una y mil cosas; cuando llegaron también un puño de esos vecinos que estaba señalando, quienes lo encararon y le sacaron a relucir muchas de las fechorías que cometía en perjuicio de ellos, sobre todo el tener en su casa las cosas que a ellos les robaban de sus casas.
Y mire usted que fue precisamente ese mismo día por la noche cuando se llevó a cabo la formación del comité de ciudadanos vigilantes, quienes de isofacto pusieron manos a la obra en beneficio de la colonia y sacaron de la casa del Lic. Brito un chingal de cosas que les pertenecían, pues encontraron un cuarto donde tenía un chingal de bicicletas, tambos de gas y artículos del hogar de todo tipo.
No hay duda de que todos tenemos algo de que avergonzarnos, digo, cuando se tiene vergüenza, pero aunque no nos demos cuenta, la gente sabe y conoce muy bien las mañas de sus vecinos, así que señores, aguas con esta nueva etapa que se está viviendo en Caborca, porque las autoridades municipales y de seguridad pública seguirán formando estos comités en todas las colonias y barrios del municipio, con la consigna de darle pa’ delante a toda denuncia ciudadana. Así que “Si ves las barbas de tu vecino cortar… pon las tuyas a remojar”.
También en Real de los Viñedos forman el comité de vecinos vigilantes.-
De igual forma, la semana anterior funcionarios del ayuntamiento y de seguridad pública, se reunieron con vecinos del fraccionamiento Real de los Viñedos, para conformar el comité de vecinos vigilantes, quedando establecidos compromisos de parte de los ciudadanos y obviamente de las autoridades, entre ellos, responder de inmediato a sus denuncias y señalamientos, así como llevar a cabo jornadas de limpieza de la colonia, combatir la venta y consumo de drogas, los robos, violencia y demás delito, con el apoyo mutuo de sociedad y autoridad.
Entre las peticiones de los vecinos, fue que se resolviera el problema de las casas abandonadas que son ocupadas por malvivientes que se la pasan haciendo desmadre, alcoholizándose, drogándose, robando en la colonia y protagonizando una serie de desmanes a todas horas del día y de la noche; y al finalizar la reunión, vecinos y patrulleros hicieron un recorrido por las calles de la colonia para conocer los lugares detectados como problemáticos y poner manos a la obra.
Detienen a 13 hondureños en el Fraccionamiento Real de los Viñedos.-
Y tómala morado!! Que los resultados no se hicieron esperar, porque ese mismo día de esta reunión en el Real de los Viñedos, ya en la noche madrugada, se recibió la denuncia en seguridad pública de un puño de sujetos que se habían posesionado de una casa en la calle Pirul y avenida Paisaje, los cuales traían un desmadre al interior y por fuera de la vivienda.
En dos patadas llegaron un puño de patrullas municipales al lugar, encontrando que efectivamente había una bola de cabrones enfrascados en una riña campal, notando a leguas que se encontraban bajo los influjos del alcohol y de algún otro tipo de droga que los traía prácticamente desconectados de la realidad.
Por supuesto que el grupo de rijosos se les pusieron al pedo también a los policías municipales, por lo que el asunto derivó en la detención de 13 sujetos jóvenes que dijeron ser originarios de Honduras; además del aseguramiento de varias botellas vacías del licor “mezcalito”, así como una porción de marihuana, pipas para su consumo y otros objetos utilizados para el consumo de drogas.
Todos fueron trasladados a la Comandancia de Policía y luego en calientito por la mañana, al no poder ninguno de ellos demostrar su legal estancia en el país, fueron puestos a disposición del Instituto Nacional de Migración, quienes los trasladaron a la ciudad de Hermosillo para iniciar el proceso de deportarlos a su país…
Sí señores!! Por un lado las autoridades municipales apoyaron con alimentos, con agua y atención médica a los migrantes centroamericanos en su paso por esta ciudad hacia la frontera con Estados Unidos, pero de ahí a que eso signifique que se les va a tolerar los desmadres que hagan, hay una larga distancia… Así que se Señoritos indocumentados, la gente de Caborca es buena onda y de nobles sentimientos, pero si se pasan de tueste, también defienden lo suyo y saben cómo resolverlo… Nos vemos… O nos escribemos…

Comments are closed.