Home » Columnas, Local » COLUMNA GASTON

COLUMNA GASTON 586 (1) COLUMNA GASTON 586 (2) COLUMNA GASTON 586 (3) COLUMNA GASTON 586 (4) COLUMNA GASTON 586 (6)EL LIC. BRITO BIEN “TORCIDO” ACUSANDO A POLICÍAS
POLICÍAS LE BAJAN “DOS RAYITAS” JUZGADOS TAMBIÉN
POR EL CHINTO, EL ALBERTICO Y LAS REDES SOCIALES

Caborca, Sonora, octubre del 2018.- Ironías de la vida, un sinfín de malandrines circulan por el pueblo y la raza con justa razón se queja y exige resultados de las autoridades; pero cuando los policías atoran a uno que otro de esos malandrines y la raza se les echa encima señalándolos y juzgándolos a través de las redes sociales; pos’ tal parece que como dicen los españoles: “lo que quieren es que los cuerne el toro”…
Y para remachar, hasta algunos de los detenidos y “bien torcidos”, como el Licenciado Manuel Ernesto Ibarra Brito “El Licenciado Brito”, en cuanto la libró y lo soltaron luego de haber sido detenido en posesión de sendos puños de esa droga llamada crystal, y se les va encima a sus aprehensores buscando cualquier subterfugio legal o el cobijo de sus amistades para descargar su ira y de paso blanquear un poco su opaco historial.
Y es que también en meses pasados, este mismo licenciado ya estuvo ante el Juez Oral, al ser detenido junto con otros supuestos cómplices en su domicilio de la colonia La Huerta en esta ciudad, donde tenían un vehículo que días antes había sido robado y ahí lo estaban desmantelando.
Me vale madre al igual que a la gran mayoría de la raza, si en las detenciones hubo algún trámite ilegal, si en los papeles faltó un punto o una coma, si les gritaron muy feo o les hicieron “manita de cochi”, el asunto es que el licenciado Brito fue sorprendido ambas veces en la presunta comisión de un delito, motivo más que suficiente para su detención y posterior puesta a disposición del Agente del Ministerio Público y ese es el punto en cuestión.
A esto le sumamos que nuestro compa Alberto Ramírez Pérez, el popular “Albertico” o “Chespirito”, también aprovecha la coyuntura para dar rienda suelta a sus traumas en su programa de Internet entrevistando a personas que están “en su mismo canal” y…
También que el mentado Javier Martínez Cortez, “El Chinto Martínez”, que repite una y otra vez que él se dedica a la venta de pinturas, pero se la pasa chingue y chingue en las redes sociales y en cuanto programa le dan cabida buscando saciar sus ansias de sentirse importante, escuchado y respetado por la comunidad, cuando todos sabemos el tipo de cabrón que es en realidad, pues todos tenemos “cola que nos pisen”, y más en este trinche ambiente de los medios de comunicación, donde igual se ganan amigos que enemigos, pues nunca se puede quedar bien con las dos partes; y precisamente en este ambiente se ha ido colando el Chinto Martínez, pero no se ha dado cuenta de que “no se puede estar bien con Dios y con el Diablo” al mismo tiempo.
Pues este Chinto Martínez, que dice vivir de la venta de pinturas, también se ha sumado al Licenciado Brito, tratando de abrirle las puertas que están a su alcance, para que despotrique contra los policías que en su momento lo atoraron en plena comisión de un delito y pida que los corran bajo los más ruines argumentos.
Y comento que no se puede estar bien con Dios y con el Diablo al mismo tiempo, porque tanto el tal Albertico tiene una hija trabajando en Seguridad Pública, como el mismo Chinto Martínez que también tiene una nieta trabajando ahí; de ahí que algo no encaja y me suenan a palabras huecas sus dimes y diretes en redes sociales y en los programas donde les dan chanza, aunque la verdad sea dicha, cada quien se gana su lugar y nadie tiene culpa de los exabruptos de sus familiares.
Pues esas detenciones al Licenciado Brito, son una de las causas que han provocado el linchamiento de los policías en redes sociales; al igual que…
La supuesta balacera que hubo en Seguridad Pública, cuando policías detuvieron a un crystalero –que por cierto ya es reincidente, pues no hace mucho que ya lo habían detenido también con crystal- y llegó su hermano a hacerla de pedo queriendo rescatarlo en la comandancia de policía, pero al no lograr su cometido se dio a la fuga echándole su carro encima a dos policías, por lo que le entraron a cola y luego de buen rato de persecución por las calles del pueblo, lo aseguraron con todo y carro en su domicilio allá por la calle Bizani y Avenida Altar de la colonia Contreras, encontrando dentro de su carro una pistola de calibre .22; sí, una trinche pistolita, pero era una pistola.
El propio encargado del despacho Comandante Eduardo Leal y en presencia del mismo Alcalde Librado Macías González, dio la versión de los hechos y reconoció en improvisada entrevista que sí hubo disparos en esa ocasión, pero que fueron al aire durante la persecución para que se detuviera el sujeto que se daba a la fuga; que por cierto, al menos al cierre de este intento de columna, les comento que ambos hermanos siguen detenidos por los delitos que en su contra se configuraron…
Obviamente, que también los amantes de las redes sociales han manifestado su natural y justo enojo e inconformidad con las autoridades en turno, dada la ola de asaltos que se desató a últimas fechas en nuestro maltratado pero por siempre querido Caborca, lo que encendió los focos rojos de las autoridades y por supuesto de los comerciantes –que han sido los más afectados- y claro que de la sociedad en general, porque también ha habido un chingo de balaceras por todo el pueblo y a todas horas, acentuando el temor e inseguridad de ser víctimas de los famosos “daños colaterales” y sin deberla ni temerla verse lesionados entre el fuego cruzado de los enfrentamientos a balazos.
Sin embargo, a riesgo de verme también “linchado” por las redes sociales, valga el comentario de lo que se percibe de los policías, de que de por sí es mucho el desmadre y un chingo los delincuentes, y ahora resulta que “le bajaron dos rayitas” porque si no agarran a nadie los traen a chingadazos, pero si agarran a algún delincuente, resulta que abusaron de su autoridad, que se pasaron de tueste, que “le sembraron” droga al detenido, en fin, que son ellos los delincuentes, los corruptos, los coludidos con los malandros y puras de esas…
Al respecto, les comento que precisamente en estas fechas pero del año pasado, se desató también en Caborca una ola de asaltos a un chingal de comercios locales; recordamos el atraco a Abarrotes Coronado, Dulcería Lupita, Carnicería el Jefe, Farmacias Similares de la calle 4ª, de la calle 1ª y avenida “P” y de la calle 20 y avenida “B”, entre otros tantos.
Pues bien, fue exactamente el día 1º de noviembre del 2017, cuando el operativo de los policías municipales y estatales de seguridad pública, atraparon al asaltante cuando se daba a la fuga en una bicicleta luego de “pegarle” a la farmacia similares de calle 20 y avenida “B” den la Colonia Lázaro Cárdenas, siendo el de nombre Jesús Omar G.Y., alias “El Yepiz”, de 36 años de edad, que tenía su residencia en el Infonavit Juan Francisco Javier, pero ahora la tiene en el Cereso.
Este sujeto fue reconocido por varios de los afectados como quien los asaltó y él mismo confesó algunos de los atracos; y luego de todo un proceso de casi un año, finalmente la semana pasada le dieron una sentencia de 12 años de prisión, que quizá a algunos les parezca muy poco y a otros les parezca mucho, pero el punto es que aunque pasó un año, el Yépiz estaba en prisión y ahora está sentenciado.
Y el meollo del asunto, es que precisamente los policías municipales que ahora son linchados por parte de la población, especialmente los amantes de las redes sociales, fueron los que detuvieron a este sujeto y ahora –insisto- como que “le bajaron dos rayitas” ante el temor de resultar ser ellos los acusados al lograr alguna detención, pues les recuerdo que también los policías son seres humanos, que tienen familia, que sienten temor y que se avientan el tiro a riesgo del “linchamiento” social…
Vaya pues el recuento de los daños: Tenemos un chingo de robos, asaltos y balaceras por todo el pueblo, pero también a gente que como el Licenciado Brito se dan golpes de pecho, o como el Chinto Martínez y el Albertico, que desahogan sus frustraciones contra el Ayuntamiento Municipal a través de despotricar de los policías; y tenemos a un grupo de gente que en redes sociales se muestra enardecido pidiendo las cabezas de los policías porque no dan resultados, a la vez que se enardecen todavía otro poco cuando estos policías sí dan resultados argumentando que se pasaron de tueste… Que chinga’o, hay que darles el remedio pero también el trapito… Nos vemos… O nos escribemos

Comments are closed.