Home » Local » FAMILIA, AMIGOS, ESTUDIANTES, SINDICATOS MINEROS, CETEMISTA DE CABORCA Y SOCIEDAD EN GENERAL RECLAMAN JUSTICIA PARA CHRISTIAN ALEXIS

 

COLUMNA GASTON 554Familia desesperada que no encuentra consuelo ante la impotencia de no encontrar justicia para el homicidio de su hijo Christian Alexis; amigos de Christian que todavía no lo pueden creer, estudiantes compañeros de Christian pensando en tomar las calles o cualquier otra medida, al ver la aparente simulación de las autoridades ante este hecho tan lamentable; sindicatos mineros, de los cuales forman parte el Padre y varios familiares de Christian dispuestos a no dejar que este aberrante crimen quede en la impunidad; familia cetemista de Caborca que se une con todo a las acciones que hayan de tomarse para que se detenga a los culpables; y la sociedad en general que reclama justicia para Christian Alexis.

Y es que como recordaremos, desde hace ya dos meses, el pasado 8 de julio, el jovencito Christian Alexis Ontiveros Carrasco, de tan solo 16 años de edad, murió al ser arrollado intencionalmente por un par de sus “supuestos amigos” que le echaron encima un pick-up doble cabina con placas de Arizona, cuando se divertía con un grupo de amigos ahí por fuera de su casa en el Infonavit Misiones de Kino, en Caborca.

Esa noche madrugada, se dio una discusión entre el grupo de jovencitos y uno de ellos se fue muy molesto luego de amenazarlo, para regresar más tarde en el pick-up junto con su hermano y arrollar intencionalmente a Christian Alexis, dejándolo ahí tirado para darse a la fuga; llevándolo sus padres rápidamente a ser atendido médicamente pero desafortunadamente el jovencito murió a causa de las lesiones provocadas.

Se interpuso la denuncia de homicidio contra los hermanos James y Steve, en perjuicio del jovencito Christian Alexis, mismos que se sabe están en algún lugar de los Estados Unidos, pero la burocracia o apatía de las autoridades correspondientes a nivel local, estatal o federal, no les ha permitido tomar las medidas conducentes para pedir a las autoridades estadounidenses la detención y posterior extradición de estos jovencitos hermanos, de Estados Unidos a México, bajo los cargos de homicidio en primer grado con alevosía y ventaja.

A quien corresponda:

Al Ministerio Público encargado del caso en Caborca, al delegado de la Procuraduría regional en Caborca, al propio Procurador de justicia en el Estado, a la Gobernadora de Sonora Claudia Pavlovich, al mismo Presidente de la República Enrique Peña Nieto; y a todas las autoridades involucradas y/o con facultades para tomar acciones al respecto.

Un gran sector de la sociedad Caborquense está a punto de delinear y tomar acciones en reclamo y exigencia de que se haga justicia en el caso de Christian Alexis, solidarizándose con la familia y amigos.

De sus padres, no hay palabras para explicar sus sentimientos encontrados, desesperados porque no ven resultados de las autoridades.

Sin embargo, la familia de Christian, con la solidaridad y unión de la sociedad en general, de los sindicatos mineros, de los cetemistas, se suman los estudiantes especialmente los del Colegio Muñoz donde estudiaba Christian Alexis… Quieren seguir creyendo en las autoridades y seguir confiando en que se hará justicia.

Aunque ya lo sepan, a quien corresponda les recordamos: La sociedad en Caborca está lastimada, las nuevas generaciones están ofendidas y cada vez creen menos en las autoridades encargadas de impartir justicia ante situaciones como esta, la gente está harta de tantos desmanes, de tanta gente desaparecida, de tantos crímenes que han quedado impunes con expedientes al fondo del escritorio de alguna autoridad.

La gente de trabajo, de honesta forma de vivir, tratamos de entender aunque no lo avalamos, que siempre existirá quien venda crystal, cocaína, marihuana y demás drogas; que siempre habrá delincuentes de toda calaña y para todos los delitos; que el gobierno y sus autoridades no harán -porque no pueden, porque no quieren o por lo que sea- lo suficiente y necesario para acabar con esa podredumbre; pero estamos seguros que así como muchas autoridades llegan a ciertos “arreglos” con la delincuencia, también pueden llegar a acuerdos para que no se metan con la sociedad que no está involucrada en hechos ilícitos.

Christian Alexis era un jovencito que a sus 16 años apenas se abría a la vida, con todo un futuro por delante, estudiante, deportista, que no se metía con nadie a no ser para las cosas típicas de los jóvenes por la que todos hemos pasado.

Caborca y sus ciudadanos estamos lastimados y pedimos, reclamamos, exigimos justicia, sabedores de que las autoridades pueden hacerlo, pues tienen los elementos y las capacidades necesarias para ello, ya se acabó la credibilidad, ya acabaron con la paciencia… por favor, a quien corresponda, no acaben con la esperanza y la fe… Nos vemos… O nos escribemos…

Comments are closed.